Poema… Leyenda del Coquí


Leyenda del Coquí

por Luis S. González-Acevedo

Se desliza el agua…
Murmullo eterno de ríos
Calla un instante
Permite la expresión perpetua
que jamás callará
La expresión de un indio
herido en solitario sufrir.

Su palabra es un llanto
El dolor paraliza su lengua
Con su dedo envuelto en llamas
sobre piedra escribe un testamento
Lo firma con lágrimas, Coabey.

Intelectuales fatuos
El enigma sobre piedra
no han podido descifrar.
Es mi testamento…
Herencia de un llanto eterno
Plasmado con sangre
sobre el corazón –el mío.

En la profunda oscuridad nocturna,
una flecha, al besar mi pecho, rozó mi alma.
Moribundo y perforado, tambaleando llegué a ti:
¡Río de aguas patrias, comparte tu vida!
Lame mis heridas –y aunque muera mi cuerpo,
lejos esté de mi Nombre morir.

Sólo quedan destellos de vida
Con mis manos en la herida
desgarro carne, hueso –fluye sangre.

Atrapado el corazón, lo arranco y te lo entrego
con mi sangre y alma enjutas en una lágrima.

Al caer mi corazón en tus aguas cristalinas
Al caer mi sangre y lágrima en tu alma corriente
Transpórtalos a los confines de la patria
y al rozar el alma de otro u otra indígena
que en tu lecho duerma, transfórmalas en Coquí
Coquí… Coquí…

El canto que eleva el angelito –Coquí…
Eco anacrónico de una lágrima
Sangre y Alma
de mi corazón y su latir.


–Puede encontrarlo en el poemario Poemas Caribeños, por Luis. S. González-Acevedo–


 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s