Poema… El Beso que Nunca Entregó

El Beso que Nunca Entregó

por Luis S. González-Acevedo

¿Cuántas veces la vio pasar? No lo sé.
Quería llamarla. Su valentía cedió.
Por tal razón, siempre recordaré:
el beso que nunca entregó.

Entre tantas, se convirtió en princesa,
en fantasma, en su ideal se transformó.
Es por eso que recuerdo al no alcanzarla:
el beso que nunca entregó.

Caminaba y creía que como luna suave
pasaba desapercibida.
Desconocía que existe un Sol
y la luz que proyectaba
fue él quien se la dio.
Mas él ocultaba su faz resignada,
sufría en el alma:
el beso que nunca entregó.

De sus días, este fue el más doloroso…
El verte, no sola, con acompañante,
de manos, coqueta, con tu nuevo esposo
de talla perfecta y rostro elegante.

¡Qué día funesto sufrió el resignado!
Derrumbaste el altar en el cual te adoraba;
al verte pasar con otro a tu lado,
sintió mil espadas que lo perforaban.

A la cima de un monte subió.
Descansó un rato y comenzó a pensar:
anticipando el futuro por su presente y pasado,
su amor le dictó que quería descansar.

Extendiendo sus alas el pobre mortal…
Descendiendo y flotando, aquél quien te amó…
Se lanzó al abismo sin saber volar
por un beso que nunca entregó.


–Puede encontrarlo en el poemario Poemas Caribeños, por Luis S. González-Acevedo o la traducción | modificación en inglés en Caribbean Poet, by Luis S. González-Acevedo–



 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s