Poema (4 de 12)… Seducción de Jill la Gótica

GothCrawl
Copyright | Olga Sapegina @ 123rf.com

Seducción de Jill la Gótica

(traducción|modificación de Gothic Jill’s Seduction)

por Luis S. González-Acevedo

Detente y siente el roce helado de mis manos en el viento,
tus labios palpitantes e inflamados con fuego torturados.
Sangre invadirá tu piel pálida; tu saliva espesará mientras
sufres el calor de mis manos en el viento fresco de la noche.
Mis manos moldearán tu cuerpo en la noche helada.
¡Rinde tus labios teñidos con hollín!
¡Arquea tu espalda para mí!
Mis brisas te hacen temblar –lo sé
y sobre almohadas acariciantes
alimentarán las llamaradas de tus labios.
La apacible calma helada te adormecerá
cautiva en mis huracanados vientos,
congelada por el movimiento de besos durmientes.
¿Y yo?
Embelesado por la seducción de tu boca.


–Puede encontrarlo en el poemario Poemas Caribeños, por Luis S. González-Acevedo o el original en inglés en Caribbean Poet, by Luis S. González-Acevedo–


 

Advertisements

Poema… Déjame Seducir Tus Labios


Déjame Seducir Tus Labios

por Luis S. González-Acevedo

Detente y siente el roce helado
de mis manos en el viento.
Palpitan tus labios con fuego hinchados
al dejarme seducir tus labios que con manos tiento.

Siente la sangre invadir tu carne
labial y en tu saliva el espesor naciendo.
Siente mis manos como viento en tarde
al dejarme seducir tus labios que con manos tiento.

Caen mis manos sobre tu cuerpo como noche helada.
Se eleva tu cuerpo como ave en recio viento.
Mis brisas te estremecen sobre tu almohada
al dejarme seducir tus labios que con manos tiento.

La apacible calma helada te adormece.
Caen los sueños de mis huracanados vientos
y te adormecen para que te bese
al dejarme seducir tus labios que con manos tiento.


–Puede encontrarlo en el poemario Poemas Caribeños, por Luis. S. González-Acevedo–