Poema… barcelona y amor geográfico

low angle photography of brown building
Photo by Adrian Dorobantu on Pexels.com

barcelona y amor geográfico

–28 de junio de 2019–
barcelona, cataluña, españa

por Luis S. González-Acevedo

barcelona,
ciudad de crema y olores
sabores y turrones,
mi dama catalana.
república o realeza de cataluña,
tal como a mi isla pequeña
te amaría si fueras mía, alma mediterránea.
sol que abrasas con lengua en llamas,
eres mar de besos
que corrientes africanas
me soplan desde lejos.

barcelona y amor geográfico será publicado en un libro de poemas e historias en julio 2020–


 

Advertisements

Poema… Sobre el Amor

Sobre el Amor

por Luis S. González-Acevedo

El amor que me brindas
siempre lo tendrás.
Como rosas o unas cintas
por corona lo usarás.
Todo lo que se da
tiene siempre su regreso.
Vuelve doble, quizás más,
aunque sea un simple beso.

–Puede encontrarlo en el poemario Poemas Caribeños, por Luis S. González-Acevedo o la traducción | modificación en inglés en Caribbean Poet, by Luis S. González-Acevedo–


Poema… Esperanza Rota

Esperanza Rota

por Luis S. González-Acevedo

Esperanza rota
vuela en frenesí
cada día te alejas
menos cerca estás de mí.

Eres sentimiento
eres mi sentir
aunque te lleve el viento
y me ahogue en su sufrir.

¿Dónde está tu cara?
Siento el deseo de acariciar
tus mejillas tiernas
y tus labios besar.

Al besar tu rostro
mis fantasías devoran
el recorrer tu cuello
mis manos añoran.

Aunque no te tuve
mis ideas te amaron
aunque no te tengo
ellas te besaron.

Mis memorias sujetaron
tu cabello eróticamente en mano
tus entrañas sobre mi temblaron
y en mis sueños siempre he sido el que te ha amado.


–Puede encontrarlo en el poemario Poemas Caribeños, por Luis S. González-Acevedo o la traducción | modificación en inglés en Caribbean Poet, by Luis S. González-Acevedo–



 

Poema… Ángel y Sirena

Ángel y Sirena

por Luis S. González-Acevedo

Ángel y Sirena de ojos bellos y mirar severo,
figura que enternece mi mirada;
y aunque cada día recuerdo que no debo,
mi alma a tu silueta queda atada.

Cabello oscuro que seduce sin hablar,
piel de perla en cuerpo de sirena;
cualquiera su vida entregaría por besar
a la sirena bella con nombre de reina.

Dulce cintura diminuta que mis manos tienta,
piernas delgadas que hipnotizan en locura;
el sol de mil pasiones con miel calienta
la pasión que en mí ha perdido su cordura.

Tus labios entreabiertos adornan la entrada
de tu alma y cofre de placer;
tus ojos cristalinos me cantan la balada
que revela quién eres y todo lo que puedes ser.

Sirena y Ángel queda quieta en tu solemne trance;
entrégame en los brazos tu figura y peso
y así con tu piel el dulce enlace,
al sentir tus labios con un beso.

Ángel y Sirena queda quieta en tu solemne trance;
entrégame en los brazos tu figura y peso
y así con tu piel el dulce enlace,
al sentir tus labios con un beso.


–Puede encontrarlo en el poemario Poemas Caribeños, por Luis S. González-Acevedo o la traducción | modificación en inglés en Caribbean Poet, by Luis S. González-Acevedo–



 

Poema… El Beso que Nunca Entregó

El Beso que Nunca Entregó

por Luis S. González-Acevedo

¿Cuántas veces la vio pasar? No lo sé.
Quería llamarla. Su valentía cedió.
Por tal razón, siempre recordaré:
el beso que nunca entregó.

Entre tantas, se convirtió en princesa,
en fantasma, en su ideal se transformó.
Es por eso que recuerdo al no alcanzarla:
el beso que nunca entregó.

Caminaba y creía que como luna suave
pasaba desapercibida.
Desconocía que existe un Sol
y la luz que proyectaba
fue él quien se la dio.
Mas él ocultaba su faz resignada,
sufría en el alma:
el beso que nunca entregó.

De sus días, este fue el más doloroso…
El verte, no sola, con acompañante,
de manos, coqueta, con tu nuevo esposo
de talla perfecta y rostro elegante.

¡Qué día funesto sufrió el resignado!
Derrumbaste el altar en el cual te adoraba;
al verte pasar con otro a tu lado,
sintió mil espadas que lo perforaban.

A la cima de un monte subió.
Descansó un rato y comenzó a pensar:
anticipando el futuro por su presente y pasado,
su amor le dictó que quería descansar.

Extendiendo sus alas el pobre mortal…
Descendiendo y flotando, aquél quien te amó…
Se lanzó al abismo sin saber volar
por un beso que nunca entregó.


–Puede encontrarlo en el poemario Poemas Caribeños, por Luis S. González-Acevedo o la traducción | modificación en inglés en Caribbean Poet, by Luis S. González-Acevedo–