Poema… Al Besar Tu Boca

Al Besar Tu Boca

por Luis S. González-Acevedo

Sobre arenas caribeñas tiendo tu cuerpo helado
para que castigue el sol tu piel desnuda.
Sobre tu alma tiendo mi excitado cuerpo
y siento tu pecho agitarse al besar tu boca.

Nos envuelve en su calor el oleaje seductor
corriendo entre tus senos al volverte loca
con intensa sangre que calienta tu erótico temblor
y siento tu pecho agitarse al besar tu boca.

Mi espalda sobre arenas cálidas tendida…
El furor oceánico de tus pechos que sobre el mío flota…
El placer de tu cintura sobre la mía extendida…
Tu pecho se agita al besar mi boca.

¿Aceleras el vaivén de tu oleaje?
¿Intensificas el contacto que con mi piel frota?
Te entregas a tu cuerpo en erótico homenaje
y celebras tu agitado pecho al besar mi boca.


–Puede encontrarlo en el poemario Poemas Caribeños, por Luis S. González-Acevedo o la traducción | modificación en inglés en Caribbean Poet, by Luis S. González-Acevedo–



 

Advertisements

Poema… Seducción

Seducción

por Luis S. González-Acevedo

Déjame afirmar tu cuerpo a la pared
para que tus senos froten el ladrillo ardiente.
Sostendré el cabello tuyo en mano sin temer
al desbotonar y abrir tu blusa con sensualidad candente.

Sentirás caer tu blusa y contra el torso deslizarse.
Sentirás el brassière abrir y brindar tus senos a mis manos.
Desvestiré tu cuerpo y para estremecerte
comeré tu espalda y probaré tu cuello con mis labios.

Correrán mis manos por tu cuerpo, tus piernas…
Besará mi boca tu cintura y al morder
hará mi ensueño de tu cuerpo fiestas
y al recibir mi encanto erecto estallará el placer.

Participa en mis encantos de seducción:
dimensión erótica de realidad latente.
Recibe el azote de mi sensual pasión
y disfruta el deleite de mi sensualidad candente.


–Puede encontrarlo en el poemario Poemas Caribeños, por Luis S. González-Acevedo o la traducción | modificación en inglés en Caribbean Poet, by Luis S. González-Acevedo–


 


 

Poema… Permíteme Amarte Cielo

Permíteme Amarte Cielo

por Luis S. González-Acevedo

Permíteme amarte cielo bajo la sombra de luna.
Eclipsa mi angustiada alma e ilumina mi mundo
con el sosiego predecible y tierno que en ti abunda;
torna mi existencia nula en triunfo.

Permíteme amarte cielo bajo la sombra de luna.
Torna mi existencia nula en triunfo
con el sosiego predecible y tierno que en ti abunda;
eclipsa mi angustiada alma e ilumina mi mundo.

Deja que la lluvia de tu estrella
humedezca mis deshidratados labios.
Lluvia en sombras de sereno que su amor sella
con gotas de tu boca y de tus besos.

Sumérgeme en tu verde mar de vida.
Ahógame en la pasión de tu acuoso mármol
y en sus costas sedúceme con una ola enfurecida
al bañar mi cuerpo con sus besos y corona de arrebol.


–Puede encontrarlo en el poemario Poemas Caribeños, por Luis S. González-Acevedo o la traducción | modificación en inglés en Caribbean Poet, by Luis S. González-Acevedo–



 

Poema (4 de 12)… Seducción de Jill la Gótica

GothCrawl
Copyright | Olga Sapegina @ 123rf.com

Seducción de Jill la Gótica

(traducción|modificación de Gothic Jill’s Seduction)

por Luis S. González-Acevedo

Detente y siente el roce helado de mis manos en el viento,
tus labios palpitantes e inflamados con fuego torturados.
Sangre invadirá tu piel pálida; tu saliva espesará mientras
sufres el calor de mis manos en el viento fresco de la noche.
Mis manos moldearán tu cuerpo en la noche helada.
¡Rinde tus labios teñidos con hollín!
¡Arquea tu espalda para mí!
Mis brisas te hacen temblar –lo sé
y sobre almohadas acariciantes
alimentarán las llamaradas de tus labios.
La apacible calma helada te adormecerá
cautiva en mis huracanados vientos,
congelada por el movimiento de besos durmientes.
¿Y yo?
Embelesado por la seducción de tu boca.


–Puede encontrarlo en el poemario Poemas Caribeños, por Luis S. González-Acevedo o el original en inglés en Caribbean Poet, by Luis S. González-Acevedo–


 

Poema… Princesa

 


Princesa

por Luis S. González-Acevedo

Princesa con cuerpo de porcelana y ojos de cristal
acepta el poema de este poeta y noble
que con sus rimas intenta enamorar
a una princesita de sonrisa clara y con pasión enorme.

Desde la corte del rey te observo en tu palacio
de lejos en la torre que atrae mi mirar
y a la distancia tu figura corrige mi agravio
pues imposible que observarte y desearte sea pecar.

Aunque pocos son los días que te contemplo
tu mirada penetra mi mirar
reflejado en tus ojos veo mi mundo
sostenme con tus labios, que por tus ojos quiero entrar.

De lejos, espero que algún día me mires
como yo a ti cuando en tu palacio estabas
y recuerdes en soledad alguna vez
que en tus brazos me tenías y mis labios besabas.

Regálame de tus labios el dulce roce
y la humedad que de tu boca emana
bríndame el olor de tus besos dulces
revélame algún día tu figura en la ventana.

Por mis ojos de esmeralda penetraste
por mi mente te paseas noche y día
anoche te atrapé y al besarme me entregaste
el labio que en tu boca mordía.


–Puede encontrarlo en el poemario Poemas Caribeños, por Luis. S. González-Acevedo–