Poema… Amor de Rosa y Clavel

Amor de Rosa y Clavel

por Luis S. González-Acevedo

Hace siglos, en lugar muy apartado,
rodeado por murallas de jazmín,
paraíso diestramente cultivado,
se extendía con toda pompa un bellísimo jardín.

Doblándose el jardinero sembró
la semilla de una rosa y un clavel;
con paciencia cada día las cultivó,
protegiendo su belleza, esencia de su ser.

Un día, el clavel miró a la rosa,
de igual forma, la rosa al clavel;
ésta para aquél: la más hermosa,
éste para aquélla: hermoso ser.

No tardaron en jurarse amor eterno;
fue la Luna testigo de su pacto;
de aquel momento en adelante sempiterno,
fue el amor condición de su contrato.

Mas un día un tulipán la rosa vio
y de inmediato le entregó su corazón;
al clavel en el olvido archivó
por pasiones pasajeras, sin razón.

El clavel fue enterado del asunto;
fue herido por la rosa con punzón;
quedó inerte, perforado y moribundo
con la espina de la rosa en corazón.

El Sol lanzó sus rayos asistiéndole en su muerte,
cada pétalo en flor deshidrató;
este, del clavel, destino y suerte:
bañándole, llorando marchitó.


–Puede encontrarlo en el poemario Poemas Caribeños, por Luis S. González-Acevedo o la traducción | modificación en inglés en Caribbean Poet, by Luis S. González-Acevedo–




 

Poema: Amor de Rosa y Clavel

Poema: Amor de Rosa y Clavel

Versos Selectos:

Amor de Rosa y Clavel

por Luis S. González-Acevedo

Hace siglos, en lugar muy apartado,
rodeado por murallas de jazmín,
paraíso diestramente cultivado,
se extendía con toda pompa un bellísimo jardín…

…Un día, el clavel miró a la rosa,
de igual forma, la rosa al clavel;
ésta para aquél: la más hermosa,
éste para aquélla: hermoso ser…

…Mas un día un tulipán la rosa vio
y de inmediato le entregó su corazón;
al clavel en el olvido archivó
por pasiones pasajeras, sin razón.

El clavel fue enterado del asunto;
fue herido por la rosa con punzón;
quedó inerte, perforado y moribundo
con la espina de la rosa en corazón.

El Sol lanzó sus rayos asistiéndole en su muerte,
cada pétalo en flor deshidrató;
este, del clavel, destino y suerte:
bañándole, llorando marchitó.

 

El poema en su totalidad se encuentra…