Audio Poema… lo viejo, lo nuevo

time alarm clock alarm clock
Photo by Monoar Rahman on Pexels.com

Mi amiga Yvonne Torregrosa Barcón me hizo la bondad de ponerle voz a mi poema lo viejo, lo nuevo. Creo que es la voz perfecta para el mismo.

Para escuchar el poema recitado por Yvonne (con música de fondo), haga clic en el audio sobre el título del poema.

Para leer los poemas de Yvonne Torregrosa Barcón, haga clic sobre su nombre o visite…  poetasenlanoche.wordpress.com

A mis lectores, gracias por leer –y ahora por escuchar.

–Luis S. González-Acevedo



lo viejo, lo nuevo

–3 de mayo de 2019–
springfield, ohio

por Luis S. González-Acevedo

♪♫ segundos a minutos, minutos a horas ♪♪♪
el tiempo canta sin descanso…
te intimida para ver si lloras,
me fustiga hasta el quebranto.
espera que le beses,
me amenaza con días y meses,
y para ambos se declara ajeno:
como un verdugo torturándonos con su tictac, tictoc:
un bolero mal sufrido
que conduce el desgraciado con manecillas de reloj.
libro nuevo… como el ya leído.
páginas nuevas mueren como césped en el invierno.
canciones nuevas… como las ya cantadas:
sus muertes vuelan como aves aturulladas,
deseando que lo viejo cambie a nuevo.
delicia… fin del día
cuando las luces se apagan,
el calor enfría,
la consciencia oscurece,
el alma libera su llamarada,
la vida misma se estremece,
y los que aman quedan sin nada.
es cierto…
el momento llega para todos, para ti, para mí,
cuando todo queda al descubierto,
tiene que ser así:
lo eterno es temporero,
lo impredecible es predecible,
lo que sorprende es común,
y el único remedio para este estado lamentable
sigue siendo aún
nuestro último aliento liberado
–por el tiempo, nadie es ignorado–

lo viejo, lo nuevo será publicado en un libro de poemas e historias en julio 2020–


 

Poema… El Amor Desvanece

El Amor Desvanece

por Luis S. González-Acevedo

El amor desvanece
grita un corazón helado que
vencido prepara un funeral
para todo aquel idiota
que llorando ya no pueda amar.
Muere el amor en su mortalidad
que en sempiterna inmortalidad
delira en ser eterno
mas el destino no perdona a los mortales.
Llora amor que eterno eras
mas el destino mortal te ha hecho
llora como el hombre llora
cuando el amor se acaba
llora como el hombre llora
cuando sufre su destino sin velar
la maldición –que ya no pueda amar.


–Puede encontrarlo en el poemario Poemas Caribeños, por Luis S. González-Acevedo o la traducción | modificación en inglés en Caribbean Poet, by Luis S. González-Acevedo–



 

Poema… virus (español | spanish)

virus

–6 de agosto de 2018–
london, england

por Luis S. González-Acevedo

¡atrévete! invade mi cuerpo
y al apostar en este mundo incierto
¡celebra! confía en tu pensar inepto:
que podrás ganar si me dejas muerto.

lo que no sabes
es lo que sé por experiencia:
y aunque no te agrade
decaerás en tu inútil resistencia.

pero, aunque seas el víctor
tu deleite será efímero
y la vida como el viento.
en fin, mi cuerpo es tu féretro
y con mi entierro
comienza el tuyo.


virus será publicado en un libro de poemas e historias en julio 2020–


 


 

Poema… Potencia

Potencia

por Luis S. González-Acevedo

Amor, gigante fuerte
golpe torrente de ríos
comparado con la muerte
si hay sentimientos fríos.

El amor, él te destruye.
¡Explosivo! ¡Dinamita!
Te hiere la cara y huye
y de lejos: burla y grita.

El amor siempre es vencido
y lo entierran como muerto:
¡Vive! ¡Sí! Gran latido…
¡Permanece sentimiento!


–Puede encontrarlo en el poemario Poemas Caribeños, por Luis S. González-Acevedo o la traducción | modificación en inglés en Caribbean Poet, by Luis S. González-Acevedo–



 

Poema… Destino del Poeta

Destino del Poeta

por Luis S. González-Acevedo

¿Quién impondrá silencio a los labios de un poeta?
¿Quién podrá sin arma presta en manos ir a la guerra?
Las palabras de un poeta: beneficial saeta.
Un arma de vil guerra en manos: al planeta aterra.

Son mis rimas el rocío que riega el huerto humano y frío.
Son lágrimas del Sol. Impotente, el día quiebra en llanto
mientras la lúgubre noche humana en su obvio desafío
cubre sus oídos con viento recio ahogando el canto.

El poeta muere pronunciando sus palabras eternas.
El tiempo vil le obliga a sufrir una muerte austera.
Es un encanto que perdura mil noches serenas.
Como Lázaro, espera una voz que proclame: «¡Ven fuera!»


–Puede encontrarlo en el poemario Poemas Caribeños, por Luis S. González-Acevedo o la traducción | modificación en inglés en Caribbean Poet, by Luis S. González-Acevedo–