Poema… Silencio

Silencio

por Luis S. González-Acevedo

Mi silencio audible ensordece.
Huyen mis palabras del oído.
Escucho el canto que enternece
mi corazón hispano tan temido.

Sólo me enternece a mí.
Solo escucho mi alma.
De mi alma hispana bebí
la compañía que en silencio brama.

Suda mi alma versos latinos
sobre campos de almas blancas
que no entienden el sabor del trino
ni aprecian la belleza hispana.

Grita mi alma en un mundo sordo.
Sordo el mundo ignora mi canto.
Hacia mi Hispanoamérica canta este heraldo…
Sólo ella escucha el encanto.


–Puede encontrarlo en el poemario Poemas Caribeños, por Luis S. González-Acevedo o la traducción | modificación en inglés en Caribbean Poet, by Luis S. González-Acevedo–



 

Poema (1 de 12)… Génesis de Jill la Gótica

GothRubble
Copyright | chaoss @ 123rf.com

Génesis de Jill la Gótica

(traducción|modificación de Gothic Jill’s Genesis)

por Luis S. González-Acevedo

Jack y Jill
subieron la colina
en busca de un cubo de agua.
Jack cayó
y se rompió la coronilla
y Jill cayó después.

Esta fue la rima infantil
en la mente del profesor universitario.
Jill, aunque fue azotada,
no fue interrogada por todo lo sucedido.
Al pasar las clases
con el tiempo, Jill desechó
sus atuendos de chica buena.

Ficción basada en la lujuria de un profesor joven
los senos bronceados de Jill se convirtieron en un pálido y gótico busto.
Jill la Gótica trasciende lo filosófico
y para los estudiantes del profesor,
Jill se convirtió en materia de estudio.
Para muchos, con el tiempo, en una amiguita sexual imaginaria
como establecido en la crónica del profesor.


–Puede encontrarlo en el poemario Poemas Caribeños, por Luis. S. González-Acevedo o el original en inglés en Caribbean Poet, by Luis S. González-Acevedo–