Poema… Ángel y Sirena

Ángel y Sirena

por Luis S. González-Acevedo

Ángel y Sirena de ojos bellos y mirar severo,
figura que enternece mi mirada;
y aunque cada día recuerdo que no debo,
mi alma a tu silueta queda atada.

Cabello oscuro que seduce sin hablar,
piel de perla en cuerpo de sirena;
cualquiera su vida entregaría por besar
a la sirena bella con nombre de reina.

Dulce cintura diminuta que mis manos tienta,
piernas delgadas que hipnotizan en locura;
el sol de mil pasiones con miel calienta
la pasión que en mí ha perdido su cordura.

Tus labios entreabiertos adornan la entrada
de tu alma y cofre de placer;
tus ojos cristalinos me cantan la balada
que revela quién eres y todo lo que puedes ser.

Sirena y Ángel queda quieta en tu solemne trance;
entrégame en los brazos tu figura y peso
y así con tu piel el dulce enlace,
al sentir tus labios con un beso.

Ángel y Sirena queda quieta en tu solemne trance;
entrégame en los brazos tu figura y peso
y así con tu piel el dulce enlace,
al sentir tus labios con un beso.


–Puede encontrarlo en el poemario Poemas Caribeños, por Luis S. González-Acevedo o la traducción | modificación en inglés en Caribbean Poet, by Luis S. González-Acevedo–



 

Poema: Ángel y Sirena

Versos Selectos:

Ángel y Sirena

por Luis S. González-Acevedo

Ángel y Sirena de ojos bellos y mirar severo,
figura que enternece mi mirada;
y aunque cada día recuerdo que no debo,
mi alma a tu silueta queda atada.

Cabello oscuro que seduce sin hablar,
piel de perla en cuerpo de sirena;
cualquiera su vida entregaría por besar
a la sirena bella con nombre de reina.

Dulce cintura diminuta que mis manos tienta,
piernas delgadas que hipnotizan en locura;
el sol de mil pasiones con miel calienta
la pasión que en mí ha perdido su cordura…

…Sirena y Ángel queda quieta en tu solemne trance;
entrégame en los brazos tu figura y peso
y así con tu piel el dulce enlace,
al sentir tus labios con un beso…

 

El poema en su totalidad se encuentra…