Audio Poema… lo viejo, lo nuevo

time alarm clock alarm clock
Photo by Monoar Rahman on Pexels.com

Mi amiga Yvonne Torregrosa Barcón me hizo la bondad de ponerle voz a mi poema lo viejo, lo nuevo. Creo que es la voz perfecta para el mismo.

Para escuchar el poema recitado por Yvonne (con música de fondo), haga clic en el audio sobre el título del poema.

Para leer los poemas de Yvonne Torregrosa Barcón, haga clic sobre su nombre o visite…  poetasenlanoche.wordpress.com

A mis lectores, gracias por leer –y ahora por escuchar.

–Luis S. González-Acevedo



lo viejo, lo nuevo

–3 de mayo de 2019–
springfield, ohio

por Luis S. González-Acevedo

♪♫ segundos a minutos, minutos a horas ♪♪♪
el tiempo canta sin descanso…
te intimida para ver si lloras,
me fustiga hasta el quebranto.
espera que le beses,
me amenaza con días y meses,
y para ambos se declara ajeno:
como un verdugo torturándonos con su tictac, tictoc:
un bolero mal sufrido
que conduce el desgraciado con manecillas de reloj.
libro nuevo… como el ya leído.
páginas nuevas mueren como césped en el invierno.
canciones nuevas… como las ya cantadas:
sus muertes vuelan como aves aturulladas,
deseando que lo viejo cambie a nuevo.
delicia… fin del día
cuando las luces se apagan,
el calor enfría,
la consciencia oscurece,
el alma libera su llamarada,
la vida misma se estremece,
y los que aman quedan sin nada.
es cierto…
el momento llega para todos, para ti, para mí,
cuando todo queda al descubierto,
tiene que ser así:
lo eterno es temporero,
lo impredecible es predecible,
lo que sorprende es común,
y el único remedio para este estado lamentable
sigue siendo aún
nuestro último aliento liberado
–por el tiempo, nadie es ignorado–

lo viejo, lo nuevo será publicado en un libro de poemas e historias en julio 2020–


 

Advertisements

Poema… lo viejo, lo nuevo

lo viejo, lo nuevo

–3 de mayo de 2019–
springfield, ohio

por Luis S. González-Acevedo

♪♫ segundos a minutos, minutos a horas ♪♪♪
el tiempo canta sin descanso…
te intimida para ver si lloras,
me fustiga hasta el quebranto.
espera que le beses,
me amenaza con días y meses,
y para ambos se declara ajeno:
como un verdugo torturándonos con su tictac, tictoc:
un bolero mal sufrido
que conduce el desgraciado con manecillas de reloj.
libro nuevo… como el ya leído.
páginas nuevas mueren como césped en el invierno.
canciones nuevas… como las ya cantadas:
sus muertes vuelan como aves aturulladas,
deseando que lo viejo cambie a nuevo.
delicia… fin del día
cuando las luces se apagan,
el calor enfría,
la consciencia oscurece,
el alma libera su llamarada,
la vida misma se estremece,
y los que aman quedan sin nada.
es cierto…
el momento llega para todos, para ti, para mí,
cuando todo queda al descubierto,
tiene que ser así:
lo eterno es temporero,
lo impredecible es predecible,
lo que sorprende es común,
y el único remedio para este estado lamentable
sigue siendo aún
nuestro último aliento liberado
–por el tiempo, nadie es ignorado–

lo viejo, lo nuevo será publicado en un libro de poemas e historias en julio 2020–


 

Poema… Destino del Poeta

Destino del Poeta

por Luis S. González-Acevedo

¿Quién impondrá silencio a los labios de un poeta?
¿Quién podrá sin arma presta en manos ir a la guerra?
Las palabras de un poeta: beneficial saeta.
Un arma de vil guerra en manos: al planeta aterra.

Son mis rimas el rocío que riega el huerto humano y frío.
Son lágrimas del Sol. Impotente, el día quiebra en llanto
mientras la lúgubre noche humana en su obvio desafío
cubre sus oídos con viento recio ahogando el canto.

El poeta muere pronunciando sus palabras eternas.
El tiempo vil le obliga a sufrir una muerte austera.
Es un encanto que perdura mil noches serenas.
Como Lázaro, espera una voz que proclame: «¡Ven fuera!»


–Puede encontrarlo en el poemario Poemas Caribeños, por Luis S. González-Acevedo o la traducción | modificación en inglés en Caribbean Poet, by Luis S. González-Acevedo–



 

Poema… vida en paro

vida en paro

–4 de julio de 2018–

ciudad méxico, méxico

por Luis S. González-Acevedo


vida en paro…

el desperdicio de una historia
sin contar, víctima de existencial estrago.

pienso… ¡sé valiente! ve donde quieras con euforia
cuidado… evita la idiotez
hazle clic a “pause” y comienza “play.”

te darás cuenta cuando llegue la vejez
que el pasar del tiempo es ley
la vida es un juego de ajedrez
y £os re€ur$os con el tiempo disminu¥en.

el futuro garantiza su llegada
recuerda… los segundos y minutos, las horas huyen
llega cuando nuestro estado es frágil y somos nada
al fin, con la moneda del tiempo pagamos el precio
y el reloj del universo nos contempla con desprecio.


vida en paro será publicado en un libro de poemas e historias en julio 2020–


 


 

Poema… Tiempo

Tiempo

por Luis S. González-Acevedo

Fácil pasa el tiempo en los años de infancia
Raudos los granos de arena forman su cono
Cuando niños cerramos los ojos sin ver la desgracia
de una muerte en potencia forjando su trono.

Feliz primavera de risas y cuentos,
de juegos, proyectos y días sin tiempo.
La vida es un dulce y fantasioso invento
que en cada momento acelera su tempo.

Adyacente está el reino del adolescente,
dominando un espíritu en pos de conquista;
con gobierno eficaz de enigmática mente,
de forma confusa a sí mismo administra.

Años de pubertad, sazón sin igual
que despierta a Afrodita, en los niños durmiente.
Sin dispersar, formando un canal
que al joven transporta hacia adulto naciente.

Adulto nacido, destructor del pasado,
viviendo el instante de su dulce presente,
esperando vivir un futuro añorado
en amor de familia: su sangre, su gente.

El tiempo provee de Dios la simiente,
obsequiando infantes de primavera;
marzo, abril y mayo se entregan a veraniega vertiente
para que ésta los ame con ternura severa.

Siguiendo sonriente los pasos primeros,
escuchando fonemas ascender de sus labios
y caer decorando la faz de los cielos
en función de corona para Dios y los sabios.

Inevitable invierno, ¿Quién te ha llamado?
¿Quién te dijo equivocado que el otoño falleció?
Si en primavera fuiste por mí ignorado,
te contemplo ahora como quien murió.

Eternamente reinaré sobre el verano,
el invierno sus agentes claudicó;
el tiempo azotará mi vida en vano,
envidiando al mortal que lo venció.


–Puede encontrarlo en el poemario Poemas Caribeños, por Luis S. González-Acevedo o la traducción | modificación en inglés en Caribbean Poet, by Luis S. González-Acevedo–